COCIDOS INDIGESTOS
A quién en alguna ocasión no le ha sentado mal o pesado un cocido.
Muchas de nuestras creencias y resoluciones son «cocidos» fruto de un lento cocer en nuestra mente de muchos ingredientes.  Nos pasamos horas «cociendo». Alguno puede que le explote la olla de tanto «cocer».
Identificar estos procesos, estos «cocidos» y traerlos a la consciencia para comerlos, hacerlos realidad y verificar sus componentes y sobre todo su realidad. Pues en muchas ocasiones esos «cocidos» han cocido demasiado.
Frente a los cocidos está todo lo que surge de la tierra y puede ser comido sin ningún tipo de cocido transformación o aliño. Como la fruta.
La inteligencia cardíaca es así,  es la fruta de nuestra dieta. Surge sin más,  no es fruto de un elaborado y  lento proceso mental. Es la intuición cardíaca.
Los cocidos y la fruta. Saber elegir, saber distinguir, saber observar.
Cada uno elige su dieta.
SIEMPRE ADELANTE

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados