No me alcanza la ciencia para entenderlo.
No me alncanza el cuerpo para aprehenderlo.
Que me alncanza el alma para sentirlo como llama que nunca se apaga, como un latido eterno de amor, algo que no se puede definir con palabras.

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados