«Estoy perdido.»
«Todo se ha perdido.»
«Lo he perdido todo.»
«Se ha perdido todo.»
«Perdimos.»

PERDER la gran antesala del ganar. Cuando todo está perdido la mente tiene dos caminos: contemplar y vivir en la imaginación de lo perdido, o pasar la puerta del destino y comenzar de nuevo, reiniciarse.

Perder es siempre ganar, pues o ganas en tu vida un apego al pasado o ganas en tu vida la esperanza de un futuro.

El equilibrio entre una opción mental u otra es la intelgiencia cardiaca la consciente observación de que nada perdí ni gané pues solo sentí.

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados