¿Quién manda pregunté?

La mente afirmó sus razones.

El cuerpo expuso su fuerza.

Las emociones desplegaron sus sentimientos.

El corazón se mantuvo callado.

¿Quién manda?

No se pusieron de acuerdo.

Decidí tomar el mando.

¿Más quién eres tú me preguntaron?

El corazón entonces habló:

El ES.

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados