El miedo, que miedoso es, tardó en llegar. Ha recorrido todos mis problemas, los ha cubierto con su manto y ha comenzado por el estómago a robar la paz la serenidad y la esperanza. 
Aún sigue aquí. Más, ya le he reconocido, le he visto y le he llamado por su hombre: MIEDO. 

Sí, tengo miedo en mi cuerpo y mi mente. 
Ahora respiro, lo respiro…PASARÁ.

Entregado su mensaje.
ATENCIÓN CONSCIENTE. 
Lo esperaba hoy, más tardó en llegar.

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados