Esta  es la noche más esperada del año. La más anhelada. La más mágica. La que más ilusiona. La que no te deja dormir.

¿Y tu y yo qué?, ¿Cuál es la tuya?, si no encuentras una noche igual es que no la tienes, es que la has perdido.

Hoy es, además de la noche de Reyes, la noche de los niños perdidos. ¡Cuántos niños perdidos!

Además es la noche de los valientes. Los que son capaces de seguir una estrella que para ellos representa un signo de cambio y para los demás es una estrella más.

¿Y tú qué?, ¿Cuál es tu estrella?, si no tienes ninguna es que la has perdido.

Perdidos. Tremendamente perdidos.

Lo denominan la «infancia espiritual» o el «niño interior».

Para poder crecer hay que hacerse como un niño. Tremenda paradoja. Decrecer para crecer.

Hoy nos desearemos los unos a los otros que no perdamos la ilusión y la alegría de ser niños. Que sigamos creyendo en la magia. Y la inmensa mayoría contestará que ya es mayor para «estas cosas».

Queridos niños perdidos, que somos todos, cuanto más nos acerquemos a la luz y cuanto más miremos al firmamento en busca de la estrella, antes aparecerá. Los frutos están en las ramas, nos tenemos que subir a las ramas. Quitarnos los zapatos y pisar el suelo descalzos. Sonreír y llenarnos la boca de chocolate y golosinas.

En fin, niños perdidos, ésta y todas las noches son nuestras  noches pues siempre hay una oportunidad de acostarse con la esperanza en que mañana por la mañana todo será mágico. Cuando ese día llegue habrás tenido la visita de los RR.MM. Será tu «noche de reyes». Y desde entonces habrá muchas noches de reyes en tu vida.

Feliz Noche de Reyes Niños Perdidos.

Deja un comentario


*

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Julio de la Torre.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Julio de la Torre.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados