El trabajo de las manos. El artesano.

Hemos relegado más manos de nuestra vida. No estamos atentos a ellas.

Lesionado con un corte en el dedo gordo del la mano izquierda por un profundo corte en la yema del dedo, me ha dado cuenta del valor profundo que tiene este punto en algunas funciones y tareas. Entre otras, escribir en el móvil, como lo hago ahora, que lo hago con los dos dedos gordos. O intentar abrocharse los botones de la camisa y sobre todo el botón del puño derecho.

Nuestras manos son fundamentales para relacionarnos con el mundo para asirlo, muy funcionales en la comunicación gestual y no verbal.

Las cosas que hacemos con las manos dejan huella profunda en la vida. Son los apéndices del cuerpo que nos permiten transformar el entorno.

Desde la dulzura a la brusquedad las manos nos permiten expresar sentimientos.

Hay una función fundamental que me apasiona de las manos y es la «Imposición de las manos» de Occidente o el Reiki de Oriente, aunque presentan muy diferentes matices.

Las manos pueden trasmitir la energía y el poder sanador de que disponemos más la mente nos las cortó hace tiempo y las relegó a las manualidades, al artesano, al trabajo con las manos. Pero las manos son la infantería de primera línea de la energía de que disponemos y esa energía puede matar o dar la vida.

Deja un comentario


*

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Julio de la Torre.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Julio de la Torre.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados