La FIDELIDAD al Ser, a uno mismo, a tu esencia y que responde a un SIEMPRE ADELANTE que deja atrás todo lo que es puro cambio, pura impermanencia, y desde ese punto, que no es seguridad, sino puro viaje, puro flujo, desde la esencia, navegar mar adentro con la seguridad de que lo único que existe es el SER y que siendo fiel a esta esencia, a esta llamada que todo ser humano tiene logro la estabilidad, el sosiego, la paz y la serenidad para enfrentarme a todo lo que parece y es puro cambio, al «mercado», como diría un monje Zen,a este mundo cambiante e impermanente. La FIDELIDAD no es un deber hacía nadie, solo se proyecta sobre uno mismo y sobre su esencia y desde ahí puedo compartirla con quien la necesita y entonces nacen los pactos, compromisos y contratos en los que compartimos nuestra FIDELIDAD con el otro. La FIDELIDAD, roca en un mar que siempre permanece más su agua nunca es la misma.

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados