En Desarrollo Personal se escucha mucho la expresión HACER-HACER para expresar la actitud de la inmensa mayoría de la gente que creemos que la vida consiste sólo en hacer cosas, muchas cosas, olvidando la condición de SER.

Siempre en Occidente ha existido la tendencia de volver a poner al SER en su sitio, en el centro de nuestra existencia. Oriente sabe como hacerlo muy bien y lo ha logrado con sus maestros de sabiduría a los que ahora limitamos hasta en la estética y en el lenguaje empleando términos y palabras nuevas para nuestro vocabulario.

En Occidente si lo comparamos con Oriente hemos logrado cuotas de bienestar para la mujer, los ancianos y los niños que Oriente es incapaz de generar y hemos construido redes de solidaridad para los más desfavorecidos. Estos hitos de nuestra historia aún son quimera en Oriente.

Si sólo ponemos en el centro al SER corremos el riesgo de quedar aislados en un paraíso de bienestar y paz incapaz de generar redes. De ahí la necesidad de HACER. De SER-HACER y que como nadie encarnó Jesús de Narazet y el cristianismo como su consecuencia.

Gozamos de Paz y Amor para darlo, para darse y sólo lo puedo HACER, no sólo SER.

Deja un comentario


*

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Julio de la Torre.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Julio de la Torre.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados