Pedazo de serie de Tv y novela sobre las guerras de Napoleón. Pero más bien se trata de describir la vida pendular en la que vivimos. Entre la guerra y la paz. Así transcurre nuestra vida.

Hay períodos de paz y hay períodos de guerra. No hay paz si antes no hemos tenido una guerra y no hay guerra que no ponga fin a la paz.

En Desarrollo Personal nuestras células saben de batallas, nuestros pensamientos y emociones también y en la vida espiritual se habla de lucha y de batalla.

Todo en la vida apunta a este movimiento pendular. Como un péndulo se desplaza de una extremo a otro, como un columpio, nuestra vida va de extremo a extremo pasando la mayor parte en el espacio y tiempo que queda entre ambos.

Vivir cada instante estando presente. Pero deseamos retener la paz y evitar la guerra. Provocando con ello una segunda batalla, la que supone intentar no aceptar lo inevitable. Y en esta segunda batalla hay un solo muerto y herido, que somos uno mismo.

Aceptar el ciclo natural de la vida en la sabiduría profunda de que todo pasa y todo guarda un sentido más allá del que nuestra mente puede llegar a aprehender.

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados