Me acabo de tropezar con este término que me ha dejado muy sorprendido al leer como se lo aplican a los niños que ante a falta de  atención de sus padres se dedican a entretenerse con videojuegos.

La motivación y el empoderamiento están de moda para los adultos.

La motivación y el empoderamiento son vitales en la autoestima. Sentirse querido para quererse y querer. Ser amado para amarse y amar.

El amor es atención, ATENCIÓN PLENA y la educación es enseñar a amar, amando, pues el movimiento se demuestra andando.

Cuando el niño o la niña no está motivado y tiene baja autoestima debemos revisar todos nuestros hábitos personales como padres. Debemos estar dispuestos a cambiar nuestra relación con nuestros hijos y lo que hacemos como hábito. Debemos tener en cuenta que nos observan y su mente aprende quieran o no, nuestra mente está diseñada para aprender.

Es cuestión de Neurobiología. Saber generar rutas neuronales eficaces para reportar felicidad. Y si aún no sabemos  como funciona el cuerpo, la mente y las emociones habrá que aprenderlo como aprendemos y estudiamos un cambio legislativo o de procedimiento en nuestros trabajos.

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados