Hay quien pasa la vida cansado y quien está cansado de la vida.

Hay quien todo le cansa y quien cansa a todos.

Dejando la lado la fatiga crónica y las secuelas físicas de un esfuerzo físico, el cansancio puede ser una actitud.

El hombre y la mujer cansada han perdido el tono, su vibración es baja y su espíritu ha desaparecido.

Todos conocemos o hemos conocido gente así.

En Desarrollo Personal la energía es fuente de vida y bienestar y quien la pierde suele mostrar signos externos en pensamientos, lenguaje verbal y no verbal, sentimientos y desgana general para todo.

Recuperar la energía es el objetivo y siempre que se quiera se puede regenerar la energía mediante un proceso de empoderamiento personal y adecuado.

Más si no aprendemos las herramientas y no nos conectamos personalmente a la fuente de poder que llevamos dentro volveremos a estar cansados.

La respiración nos ayuda, la meditación también pero precisaremos de un proceso de introspección y consciencia diferente al que hasta  ahora hemos desarrollado. Respirar y parar para descansar no será suficiente. Y aquí que mejor que elegir un buen compañero de camino, un coach, un terapeuta.

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados