BUENOS SENTIMIENTOS.

El sentimentalismo es una tendencia de vida que pone en el centro el producto de la unión de las emociones y los pensamientos.

El sentimentalismo es la tendencia a provocar y provocarnos sentimientos adecuados a la situación y circunstancias del momento.

La solidaridad es el sentimiento más valorado hoy en día.

Gracias a la empatía podemos ejercer mejor la solidaridad.

Hay quienes sólo viven de buenos sentimientos y corren en pos de ellos, de quienes se consideran dueños y señores. Este patrimonio intangible supone para muchos lo que se denomina ser una «buena persona» y es el cenit de su Desarrollo Personal.

Durante siglos y en todas las religiones y filosofías encontramos sin embargo la invitación a un «renacer» que deja en superficial los sentimientos o el sentimentalismo. Hay que volver a nacer.

Este nuevo parto va más allá de los sentimientos y nos permite acceder a un mundo nuevo donde los sentimientos no son el fin si no el medio. La solidaridad  se sustituye por la unidad y la empatía evoluciona a la sincronización y resonancia con los demás.

Quedarnos a sentir y buscar sólo sentimientos positivos es la zona de confort más sólida que conozco y la creencia más robusta. Quedarse ahí es darle a la vida el valor de un pensamiento y una emoción, que no es otro que finitud.

Deja un comentario


*

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Julio de la Torre.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Julio de la Torre.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados