En este mundo, como en los de siempre, ser agradecido ha sido una virtud.

Pese al paso de los siglos saber agradecer es muestra de una sabiduría elevada.

No siempre sabemos agradecer como consecuencia de nuestra vida inconsciente.

Nos habremos tropezado a veces con la expresión: «que poco agradecido eres.» Y es que cuando no nos damos cuenta ocurren situaciones en las se podemos resultar desagradecidos.

Ser agradecido como actitud se entrena. ¿Das gracias todos los días por un nuevo amanecer, por otro día más?. Este sencillo y tierno gesto nos indica si vivimos conscientes o no. La gratitud es tierna o desprende ternura por esencia.

Ser agradecido es ser consciente o ser consciente conlleva la gratitud pues se es consciente de que todo o casi todo es un regalo en la vida.

Deja un comentario


*

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Julio de la Torre.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Julio de la Torre.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados