Del árbol algunos prefieren los frutos, algunos siempre amdan por las ramas, otros sólo quieren leña, y leña hacen del caído. Otros recolectan hojas, corteza o sabia, más a mi me pusieron bajo tierra en lo profundo junto a las raíces y allí me dijeron que debo acompañar y velar no por la tierra, no por el agua, no por las raíces, si no que debo alentar las primeras horas de los brotes que nacen hacia abajo buscando más peofundidad y ser la diminuta luz entre tanta oscuridad para que sigan su camino hacia abajo y así en medio de la oscuridad procuro siempre tener encendido la pequeña lámpara y estar atento a esos brotes hacia abajo. Soy profundo pues vivo en lo profundo, en lo más profundo y allí me encontrarás siempre. Y ahora disculpa he de volver a la profundidad no sin antes recordaros que sin raíces nuevas no hay árbol, no hay hojas ni frutos, no hay vida.,

Deja un comentario


*

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Julio de la Torre.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Julio de la Torre.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados