Saber rectificar la inicial intención es prueba de sabiduría y humildad.

Quién rectifica ha sido consciente.

Rectificar para alinear nuestros actos a nuestros valores.

Rectificar para cambiar el rumbo.

Rectificar para dar más y mejor.

La intención es lo que cuenta dicen nuestros abuelos.

La intención como voluntad puede expresarse con mayor o menor grado de consciencia de ahí la necesidad de rectificar.

Quién rectifica de manera consciente en silencio ha reflexionado y por tanto ha estado presente, en el ahora, pues es en el ahora donde se rectifica.

Rectificar es de sabios dicen los Maestros.

Y es que los Sabios viven en el ahora y saben que la vida no es más que un continuo estado de presencia para rectificar la intención inconsciente.

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados