Varado, desecho de un naufragio que nadie quiere, mascarón de un barco naufragado.

Todos los días sale a la mar y flamante navega más cuando vuelve al puerto es abordado, saqueado, pirateado y hundido.

Llega la noche y es en ella donde sus ángeles recogen los trozos y vuelven a fletar el barco que esplendoroso vuelve al puerto y al alba puede partir.

Sin consuelo el capitán pilota la nave en soledad tiene la visión muy clara y todos días cumple su misión.

Sus valores en los blasones de sus velas, los cuatro mástiles del velero:

SER
SABIDURIA
PAZ
ALEGRÍA

Y su nombre: SIEMPRE ADELANTE.

Hoy ha sido un tifon…los ángeles tendrán mucho trabajo esta noche. Pero lo lograrán y volverá a la mar. De ahí su eterno nombre Siempre Adelante.

Deja un comentario


*

Ver más

  • Responsable: Julio de la Torre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados