APLAUSOS

Cómo si la vida fuera un escenario (de hecho ya dijo un erudito que la vida era puro teatro) buscamos el aplauso en todo lo que hacemos.

Se ha venido en denominar «reconocimiento» cuando el aplauso lo solicitamos en el trabajo o la vida social.

Un  aplauso y un reconocimiento dura lo que dura y necesitamos más.

A veces no lo encontramos,  sencillamente porque los otros están buscando el suyo también y no están pendientes del de los demás.

Pero tenemos un espectador que acude siempre y que nos observa con una gran sonrisa de satisfacción y compasión. Nunca falla.

Ese espectador que da los mejores aplausos y reconocimientos lo tenemos olvidado, pero el sigue siendo nuestro mejor fan.

Quién lo descubre jamás necesitará de más reconocimiento y aplauso de los demás. 

Se llama: Ser, tu Ser.

Aprendamos a escuchar sus aplausos y reconocimiento.

Deja un comentario


*

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Julio de la Torre.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Julio de la Torre.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Artículos relacionados