Un Cursillo de Amor: EL AMOR EXTRATERRESTRE


Todo lo que se puede situar fuera de la tierra es “extraterrestre”. Nos hemos acostumbrado a lo terrestre y nuestra pequeña mente lo ha señoreado de tal forma que consideramos el mundo exclusivamente a la tierra cuando el mundo lo es todo, lo terrestre y extraterrestre. Lo mismo pasa con el AMOR. El AMOR lo consideramos en su dimensión terrestre y si el AMOR es:

“El AMOR como “SABIDURIA INFINITA que nos permite conocer la VERDAD”. Este es el AMOR del que hablamos en este Cursillo y si el AMOR es infinito como  Sabiduría, forma parte de la eternidad y es en ella donde lograremos alcanzar su plenitud y en la tierra la única expresión de la eternidad que tenemos es el AHORA”.

Entonces, al darle la dimensión infinita tenemos que incluir la dimensión extraterrestre en la fórmula. El AMOR es extraterrestre, de hecho es en la tierra la única manifestación extraterrestre de que disponemos, y, quienes se relacionan con él suelen ser considerados algo extraterrestres para los mortales terrestres.

Un marciano es lo que más nos representa un extraterrestre. Un ser aformo de ojos saltones y dos raros  brazos y  piernas, según los casos, y la imaginación a modo de E.T. .Los marcianos representan como nadie los seres extraterrestres. Así también como marcianos son tratados quienes han contactado con el AMOR, como verdaderos bichos raros, personas, hombres y mujeres extraños y de extra, a extraterrestre hay un paso.

Quien quiera alcanzar el AMOR deberá enfrentarse al reto de abandonar la tierra para entrar en una dimensión extraterrestre. Una relación que supera los límites de la tierra, los trasciende y contacta con el mismo universo. El AMOR como dimensión extraterrestre en la tierra supone la posibilidad de tomar contacto con el universo sin moverte del salón de tu casa.

Dicen que una gota de sangre contiene todo lo que hay en el Universo. Algunos se atreven a decir que el mismo Universo está dentro de nosotros. Lo terrestre y extraterrestre es un concepto mental que se trasciende rápidamente para quien comienza el viaje del AMOR. Como Colón en Salamanca tuvo que defender su tesis para alcanzar el consenso y la autorización de lo que para entonces era la tierra, algo plano y lineal, y para Colón lo era curvo, para muchos hombres y mujeres a lo largo de la historia, todos ellos consideramos “marcianos” por “extraterrestres”, por “raros”, la vida no se acaba en la tierra que pisas y te acoge, sino que cobra una dimensión universal e infinita cuando comienzas a acercarte al AMOR.

No encontrará el hombre o la mujer viaje más apasionante que el del AMOR. En la tierra se han abierto caminos terrenales que son verdaderas autopistas de AMOR, como el mismo Camino de Santiago en España, que realizado a la forma y manera que se debe enfrentar supone una VIA LACTEA hacía el AMOR, un “encuentro en la tercera fase”, una “porta coeli”, un redescubrimiento de lo que somos: Seres extraterrestres pues somos AMOR y el AMOR lo es.

AMAR desde el AMOR es como subirte a una nave extraterrestre, ser un marciano y vivir fuera de este mundo. Tal vez, por esta razón quienes han representado en la historia el AMOR en la tierra aún hoy en día y por muchos sean considerados de otro mundo.


Un Cursillo de AMOR: El AMOR COMO SECTA.


Cuando se nos pronuncia la palabra secta nos ponemos en guardia al ser un concepto que en occidente tenemos muy relacionado con la falta de libertad y el sufrimiento. También es verdad que es un juicio que empleamos con facilidad para etiquetar a todos aquellos que no entendemos a un nivel profundo de convicción existencial, es decir, todos aquellos que tienen un estilo de vida divergente con el común y el general puede llegar a ser calificado de secta por el mero hecho de ser diferente, muy diferentes.

De secta viene el término “sectario”. En nuestro Cursillo nos interesa el AMOR y sus múltiples manifestaciones e interpretaciones y una de ellas es el “AMOR SECTARIO”. Nos referimos a estos amores y sentimientos totalmente unidireccionales en el que el culto a la persona se ha tornado en apego y deseo. Quien es presa o practica este tipo de amor hacía la persona amada siente un profundo apego a su persona, sin ella no puede vivir, y un deseo profundo de ser como ella hasta sus últimas consecuencias. Existe un olvido de sí de tal calibre que se olvidan de sí mismos para vivir la vida emulando la de otra persona. Hay diferentes grados de “AMOR SECTARIO”, desde el más radical hasta el más liviano.

Muchas religiones, entre ellas la Cristiana, se han calificado en la historia de secta por este apego, deseo y olvido de sí por seguir y ser como Jesús de Nazaret. ¿Cuál es la diferencia entre la religión y la secta?: Desde donde.

En la secta se ama desde la mente. En el cristianismo se ama desde el corazón. Por eso pueden verse cristianos sectarios, es decir, aman desde la mente y son capaces de matar por defender su amor, como el caso de las más radicales posturas de los musulmanes en el tiempo presente, los judíos y los cristianos en otras épocas de la historia pasaron por los mismos estadios de desarrollo y amaron desde la mente provocando el AMOR SECTARIO.

En la vida cotidiana podemos tener expresiones de AMOR SECTARIO en familia, la pareja, la empresa y los amigos. No son tan fáciles de distinguir a primera vista salvo en los casos más radicales. La Secta anula a la persona, y hay padres, esposos, parejas, jefes y amigos que son capaces de anular a otras personas totalmente. Quien ha caído en manos de un AMOR SECTARIO no puede ver, ni darse cuenta de la realidad, su filtro mental está totalmente enturbiado por un deseo y un apego de tal calibre que no puede percatarse de lo que pasa, a veces requieren años de terapia para desmontar el entramado de creencia limitantes y en otras ocasiones una caída, un profundo dolor, una experiencia culmen les hace despertar con total brusquedad y eficacia.

Los estadios intermedios de AMOR SECTARIO son los más frecuentes. Embebidos por una pasión a algo o alguien, nacen los forofos, nacen los fans, los seguidores, los militantes…Y nada es bueno ni malo, sino limitante o no limitante para la expresión excelsa del AMOR que somos y que podemos estar entregando a causas, circunstancias o personas privándonos de la capacidad de ser nosotros mismos y poder así brillar con el esplendor que a todos nos corresponde en la vida.

En el marco  de la empresa el AMOR SECTA se desarrolla en organizaciones piramidales en las que el dueño, fundador, director o jefe es idolatrado por sus capacidades, sus habilidades, sus talentos, sus actitudes…Generan estructuras organizativas con mucha fidelidad y eficacia. Existen ejemplos a lo largo de la historia con personajes a la cabeza que han removido los mayores obstáculos gracias a adhesiones inquebrantables de los seguidores y súbditos. Las consecuencias de esta organizaciones para quienes las integran y el resto del mundo depende del para que estén orientadas. Podemos ver como extremos a Mandela y a Hitler.

El AMOR SECTA no es bueno ni malo, es una condición de vida, una manera de enfrentarse a la existencia y todos, de alguna manera, vivimos experiencias de AMOR SECTA dependiendo de la edad. En la adolescencia es muy probable la existencia de este tipo de deseos y apegos pasionales por personajes públicos, equipos deportivos, partidos políticos, ideologías…más avanzados en nuestro desarrollo el AMOR SECTA se conforma en diferentes ámbitos.


La cuestión es saber y entender que se trata de algo totalmente ajeno al corazón, totalmente ajeno al AMOR como Sabiduría que brota del corazón. Cuando nos veamos inmersos en un AMOR SECTA es que hemos despertado y podremos soltar, pues una de las características del AMOR SECTA es que no te das cuenta de que eres su presa.

Un Cursillo de AMOR: AMOR de MADRE.


Comenzamos este Cursillo hace unos cuantos meses y conviene recordar la definición que hicimos entonces de lo que es AMOR:

“El AMOR como “SABIDURIA INFINITA que nos permite conocer la VERDAD”. Este es el AMOR del que hablamos en este Cursillo y si el AMOR es infinito como  Sabiduría, forma parte de la eternidad y es en ella donde lograremos alcanzar su plenitud y en la tierra la única expresión de la eternidad que tenemos es el AHORA”.

Todos los años celebramos el Día de la Madre. ¿Qué es el AMOR DE MADRE?

Todos tenemos Madre. Tenemos padre también, pero con el avance de la ciencia y la inseminación artificial se puede prescindir del padre como energía y basta entonces el material bilógico que permite con la interacción con el óvulo materno la aparición del feto. Aún la ciencia no puede reproducir un parto fuera del seno materno.

Del Amor de Madre se ha hablado en muchas ocasiones y desde muchos puntos de vista. Se ha representado social y culturalmente como la expresión más sublime del amor terrenal. Es tan necesario que como ya sabemos sin ese amor durante los primeros días después al nacimiento el recién nacido no puede sobrevivir. Es decir, el bebé recién nacido al igual que el alimento y la higiene necesita el cariño y el amor de otro ser humano para sobrevivir. Y así quedó demostrado por el psicoanalista  Spitz al analizar el experimento que un siglo antes Federico II de Prusia había llevado a cabo con bebés a los que ordenó no dar la más mínima muestra de cariño pero si alimentarlos y asearlos con el fin de lograr un  grupo de hombres como perfectos soldados y todos ellos fallecieron a las pocas semanas. Rene Spitz acreditó así la necesidad del amor del bebé desde que nace.

El AMOR de MADRE se divide en dos fases. Durante nueve meses la primera en el seno materno. La madre, quiera o no, suministra todo lo necesario a la criatura que lleva en su seno. El proceso que es totalmente automático en cuanto a nutrientes, no lo es tanto en cuanto a pensamientos y emociones. La madre aporta inteligencia emocional al bebé a través de sus propias vivencias y circunstancias. Por tanto en esta primera etapa podemos diferenciar a la madre consciente y la madre inconsciente. La primera es consciente de que el proceso es mucho más que lo que su organismo de manera automatizada está haciendo y pone en el proceso la consciencia en sus propios pensamientos y sentimientos con el fin de que la vida que porta se alimente también emocional y mentalmente. La segunda no es consciente y por tanto el alimento emocional y mental no lo será tampoco aunque la criatura en el seno materno se alimente de emociones y pensamientos, los que vive, sin que su madre se de cuenta o tome conciencia de ello.

Una vez que se ha realizado el nacimiento el AMOR de MADRE toma otra dimensión en el que las circunstancias, el entorno, la cultura, las creencias, toman protagonismo y conviven con la propia madre, lo que ha llevado a decir que “Educamos todos”, que educa toda la comunidad o toda la tribu. El bebé está entonces y estará el resto de su vida en manos de las circunstancias, si entendemos por ellas la vida misma en este caso. La madre será un elemento más del entorno, de la vida, y cada uno le ha tocado la suya.

El tronco común del que partimos todos y que es inamovible es el período de concepción y desarrollo en el seno materno por donde todos pasamos y ese período es AMOR DE MADRE pues, es SABIDURIA del AHORA. Ninguna madre tiene la capacidad de generarlo de manera consciente, aunque sí de interrumpirlo mediante el aborto voluntario.

El AMOR DE MADRE es el conjunto de procesos que se desencadenan sin que intervenga la voluntad de la mujer y que culminan en el parto y que se resumen en DAR.

Este proceso natural y automatizado puede venir acompañado o no de la mayor o menor consciencia de la madre durante el embarazo y esta consciencia si es generada por la voluntad. Y quien con toda consciencia se entrega a la atención del embarazo provoca un proceso que se resume en DARSE.


Somos hijos de un AMOR DE MADRE que ninguna mujer sabe generar tan solo acoger. Hay quien acompañara el proceso con mayor o menor consciencia, pero la SABIDURIA que lo pone en marcha es del AHORA y por ello es infinita y por ello forma parte de la definición de AMOR que en este cursillo desarrollamos. Siempre DAR y aprender a DARSE.